A partir de la información recopilada en el primer “Atlas de Infraestructura Cultural de las Américas: Perú”, la distribución de los espacios, es decir, la infraestructura cultural del Perú, evidencia una preocupante necesidad de descentralización.

Las bibliotecas, las salas de teatro y cine, los centros culturales, las galerías, las librerías, las escuelas de arte, entre otros espacios, constituyen la infraestructura que permite y da vida a la diversidad de expresiones culturales en el país.

Este espacio estará en permanente construcción y necesita del amplio compromiso de todos para tener la mayor cantidad de información de infraestructura cultural en todo el país considerando las prácticas, consumos e interrelaciones culturales de nuestra diversidad.