No olvidemos que los alcaldes son el lazo más inmediato y cercano a la población. Desde este primer escalón la difusión de la cultura debe convertirse en realidad. En el artículo sobre la Educación, cultura, Deportes y Recreación, se establece la funcionalidad de las municipalidades en este ámbito y se especifica su competencia directa en “Organizar y sostener centros culturales, ‘bibliotecas’, teatros y talleres de arte en provincias, distritos y centros poblados”. Por ello, las municipalidades deben asumir su rol y los gobiernos regionales deben aplicar políticas favorables al desarrollo de la inversión en esta línea, asesorando, guiando, comprometiendo.

En el caso de la biblioteca pública municipal debe ser considerada como un espacio social de encuentro y de socialización de conocimientos, un espacio central de la expresión e intercambio de la diversidad cultural. Sin embargo en la actualidad solo el 79% de municipalidades cuenta con bibliotecas gestionadas por ellas mismas, a pesar de que se las obliga a tomar responsabilidad en el asunto a través de la Ley Nº 27972, Ley Orgánica de Municipalidades, del 26 de mayo del 2003.

Ley disponible completa en aquí.

Comparte!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Participa

Comentarios

Mostrar en Mapa Cultural