Ubicación:
Provincia de Nasca.

Época:
Cultura Nasca (300 aC-800 dC).

Tipo:
Patrimonio arqueológico del Perú.

Año de incorporación al Patrimonio Arqueológico del Perú: 
2003

Descripción:
Localizadas en las pampas de Jumaná, en el valle de Nasca. Las líneas son extensos trazos en forma de caminos de ancho variable que se orientan en diversas direcciones. Por su parte, los geoglifos son figuras de grandes dimensiones que van desde inmensos “campos barridos” en forma de triángulos, trapecios o rectángulos, hasta figuras en forma de espirales, zigzags, grecas, meandros y diseños biomorfos en forma de seres antropomórficos, mamíferos, aves, peces, reptiles y plantas, así como motivos abstractos.

La fácil visibilidad de estos dibujos desde el aire se debe a que la superficie del terreno se compone de una capa de piedras pequeñas de color rojizo oscuro, debajo de la cual hay una capa de tierra fina de color claro, de modo que solo basta remover la capa superficial para obtener el efecto del contraste claro/oscuro. La ausencia de lluvias y vegetación, así como la acción del viento, han permitido su conservación.

No existe consenso acerca de su función. La matemática alemana María Reiche, que dedicó su vida a investigar el sitio, elaboró teorías que apoyaban la hipótesis de que se trataba de un gigantesco calendario astronómico. Otros científicos sostienen que estuvo dedicado al culto funerario, a la celebración de rituales dedicados al agua o que fue un calendario meteorológico.

Gracias al contexto en que están realizadas, por la magnitud, cantidad y calidad artística del conjunto, las líneas y geoglifos de Nasca forman parte, desde 1994, de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Fuente: Dirección de Defensa del Patrimonio Histórico, UNESCO.

Comparte!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Participa

Comentarios

Mostrar en Mapa Cultural