Ubicación:
Ciudad de Lambayeque, provincia de Lambayeque.

Época:
Colonia

Tipo:
Patrimonio histórico del Perú.

Descripción:
Es una de las tres capillas que se conservan del antiguo pueblo de reducción de indios de Lambayeque y que fueron edificadas en el siglo XVII. Las cuatro capillas originales o “ramadas” fueron San Pedro, Santa Lucía, San Roque y Santa Catalina. Cada una era la sede de un curato y atendía en exclusividad a un grupo de parcialidades moche reunidas en el pueblo (Ñan, Corñan, Xacap, Eten, Esquén, etc.).

Con el tiempo, las capillas tendieron a dividir la atención de la población siguiendo líneas étnicas, entre indios originarios, indios forasteros, mestizos y españoles). En el siglo XVII se edificó un templo mayor parroquial que adoptó la advocación de San Pedro, que paulatinamente unificó a todos los grupos, de modo que las “ramadas” pasaron a constituir solo capillas anexas del templo mayor.

El pueblo las denominó “ramadas” por su composición arquitectónica, pues se asemejaban a las humildes capillas hechas de caña y barro (semejantes también a las habitaciones de los antiguos moche) que utilizaron originalmente los sacerdotes para evangelizar a los nativos; en numerosas oportunidades, los desastres naturales los obligaron a utilizar nuevamente las humildes “ramadas” para los oficios religiosos.

La ramada de San Francisco fue considerada por mucho tiempo la principal, pues se le dedicó a la atención de los vecinos españoles. Esta localizada al lado izquierdo de la iglesia matriz y alineada con las otras capillas o ramadas sobrevivientes, San Roque y San Pedro. La ramada de Santa Lucía, que se hallaba ubicada a continuación de la de San Pedro fue demolida. La ramada de San Francisco tiene tres naves y un techo con forma de artesa (una especie de batea puesta de revés, por tanto con techo plano), el cual está sostenido por curiosas columnas salomónicas de madera de algarrobo de aspecto muy rústico, las que se apoyan sobre bases de ladrillo; estas columnas sirven de separadores entre las naves. La cubierta está hecha de un encañado que se apoya sobre vigas de madera rolliza.

Su fachada presenta dos cuerpos. En el primero se encuentra la puerta de ingreso con su arco de medio punto flanqueado por pilastras unidas por un cornisamiento; el segundo cuerpo, separado del segundo por una cornisa corrida, presenta dos espadañas dobles en los extremos y una simple al centro.

Comparte!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Participa

Comentarios

Mostrar en Mapa Cultural